Amazing Things: cinco cosas asombrosas que son realidad gracias al IoT, edición de verano 2017

Published by Telefónica IoT Team IoT General

El calor aprieta mientras el verano se asienta. Y según sube la temperatura, podemos disfrutar de los días más largos y más tiempo de descanso. Un tiempo en el que los objetos conectados al Internet de las Cosas pueden ayudarnos a aprovechar al máximo. Estos son algunos de los gadgets más curiosos y llamativos que hemos encontrado para disfrutar del verano.

Kuvée, el éxito del vino conectado

Los amantes del vino saben que una vez abierta, la botella ha de ser consumida lo antes posible para evitar que se oxigene o, peor aún, el vino se pique. Pero, ¿vamos a arruinar una botella entera por una sola copa? ¿O nos quedamos sin darnos el capricho y esperamos a un mejor momento? Con Kuvée esto no será un problema. La idea es encajar la botella en Kuvée, un dispositivo que sella y se encarga de mantener las condiciones óptimas del caldo para preservar su calidad. Pero ¿y por qué conectarlo al IoT? Muy sencillo: gracias a Kuvée podremos valorar los vinos, compartirlos o, incluso, descubrir otros nuevos según nuestros gustos en tiempo real. Esto permite sacarle el máximo partido a las redes para obtener información con la que valorar nuestras bebidas preferidas. El servicio está actualmente en crecimiento, pero tiene un gran potencial ya que integra el reparto de vinos con la botella inteligente y la red social de amantes de vinos para maximizar la experiencia. Todo gracias al IoT.

Controla tu hidratación con una botella inteligente

La cantidad de agua que bebemos diariamente es importante (muy importante) para nuestra salud. Especialmente con la llegada del calor o si disfrutamos de las actividades en el exterior. Los golpes de temperatura no suelen avisar, y a la hora de hacer deporte es vital mantenernos alertas por si un problema surgiese. ¿Y qué mejor manera de mantener un control exacto de nuestra hidratación que un gadget inteligente? Hydrate Sparks es una botella de agua inteligente que, junto a su aplicación, nos permite controlar la cantidad de líquido elemento que ingerimos y, por tanto, los niveles de agua en sangre que tenemos. Además de llevar el control, la botella nos avisa cuando debemos tomar agua para mantener un nivel de hidratación saludable. Por si fuera poco, esta información se sincroniza con otros gadgets y aplicaciones de fitness, ayudando a controlar nuestra salud de forma óptima.

La carne en su punto, gracias al IoT

¿Quién dijo que el IoT no podría llegar a la tu barbacoa? Si eres un amante de la carne ahora no tendrás excusa para disfrutar de esta en su punto perfecto. iGrill es un conjunto de termómetros especialmente diseñados para comprobar el estado de la carne en la barbacoa. Hasta aquí no hay nada nuevo. Lo bueno de iGrill es que te avisa cuándo esta está en su punto directamente en el móvil. Además, del seguimiento cárnico, la aplicación también te da consejos para mejorar la experiencia en la barbacoa y ofrece diversos accesorios para hacer la cocina más fácil y sabrosa, llevando el Internet de las Cosas más allá de lo que pudiéramos pensar.

Sombrillas llevadas a la última expresión

Sunflower, de ShadeCraft, es una sombrilla inteligente. Todo lo inteligente que puede resultar este mueble. El dispositivo es capaz de ajustarse automáticamente según la posición e intensidad del sol, se recarga automáticamente con luz solar y se conecta a internet para ofrecer otros servicios. Servicios como la grabación de imágenes, avisos por voz, control automático de iluminación… las capacidades de la Sunflower llevan a la máxima expresión a las sombrillas, convirtiendo un objeto inanimado en un perfecto ejemplo de lo que el Internet de las Cosas puede hacer por nuestros objetos cotidianos.

Piscinas en su punto y sin ojos rojos

El control de una piscina puede ayudarnos a mantener nuestras tardes más agradables y nuestros bolsillos a salvo de medidas correctivas. En verano es común sobrepasarnos o quedarnos cortos con el cloro y otros productos. Pero gracias a pHin esto no volverá a ocurrir. En primer lugar, los detectores se encargan de monitorizar en tiempo real la concentración de productos químicos del agua. Si hay algún desbarajuste, nos avisará para que tomemos medidas e, incluso, nos permitirá adaptarlos con sustancias precargadas y dispuestas para usar en cualquier momento. Por si todo esto fuera poco, gracias al IoT podremos consultar con especialistas y solicitar sus servicios si, por la razón que sea, el estado de nuestra piscina se nos ha ido de las manos. Y es que, como vemos, el Internet de las Cosas ofrece todas sus posibilidades para que nosotros vivamos más cómodos y saquemos el máximo rendimiento a nuestro tiempo estival.

POST IN ENGLISH 

Telefónica IoT Team